Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

sábado, 19 de mayo de 2018

VAMOS A LA FILMOTECA: THE GRUFFALO

El viernes estábamos emocionados, fue un día especial. Fuimos a la Filmoteca para ver la película de animación The Gruffalo, y nos encontramos además con otra, La hija de Gruffalo.
Pinchando en la imagen se puede ver el tráiler de la película en castellano
A esta actividad fuimos todos los niños y niñas de infantil.
Tuvimos que ir en autobús, porque la Filmoteca está en la parte antigua, y aún así, también nos tocó caminar por las empinadas callejuelas de nuestra ciudad monumental.
La película fue estupenda. Era la versión en castellano y nos encantó, la música, las imágenes, la realización.
La historia ya la conocíamos, pues la autora, Julia Donaldson es una de las más famosas escritoras para niños en lengua inglesa, y este libro es un clásico.
La merienda en la plaza de San Jorge
 
y el paseo por nuestra ciudad monumental remataron una buena mañana, 
en la que por suerte, nos libramos de la tormenta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario